Pericoronaritis, ¿Cómo se trata?

Se denomina pericoronaritis a una inflamación severa en las encías, sobre todo a nivel de las muelas del juicio. Esta condición que puede llegar a causar otros malestares en el paciente tales como dolor de cabeza, fiebre, dificultad para comer y malestar general; sin embargo, también puede complicarse y requerir intervención hospitalaria.

La pericoronaritis puede desarrollarse cuando un diente está erupcionando, es decir, cuando está por salir en la zona que le corresponde. Es más frecuente en adultos con edades comprendidas entre los 20 y 30 cuando sus últimas muelas (muelas del juicio) comienzan a salir.

El tejido circundante que rodeada a la muela comienza a inflamarse, todavía más si la persona no cuenta con espacio suficiente para dicha pieza dental. La inflamación al no ser tratada correctamente crea el ambiente perfecto para una infección.

Cuando el paciente está en la primera etapa de la pericoronaritis, le es difícil mantener higiénica esa zona. Por lo tanto, es más probable que se comience una infección severa.

pericoronitis

😖 Síntomas de la pericoronaritis

Hablaremos sobre algunos de los síntomas más comunes:

Las manifestaciones clínicas asociadas a la pericoronaritis, se reflejan en la zona de la encía afectada. El enrojecimiento, aumento en el grosor del tejido, pus, halitosis (mal aliento), son algunos de los signos que indican que existe una pericoronitis.

Otros de los síntomas, está asociado con dolor en la zona de la mandíbula, la cervical y la cabeza, las mejillas pueden llegar a inflamarse impidiéndole al paciente realizar sus actividades como comer, pasar la saliva de forma eficaz.

Como cualquier problema dental, los casos son muy variados. En algunos pacientes también se presenta fiebre y problemas en su garganta debido a la infección.

💊 Tratamientos para la pericoronaritis

Es importante que las personas atiendan este problema con la ayuda de un especialista en cirugía oral. En la mayoría de los casos, la inflamación cobra fuerza cuando no se realiza una detención temprana, esto nos lleva a hablar sobre el tratamiento indicado en estos casos.

Limpieza de los tejidos

Primero, el especialista debe limpiar bien el tejido para detener parte de la infección. Debe indicarle al paciente como limpiar la inflamación en casa, en este punto se pueden recetar colutorios medicados a base de clorhexidina para una limpieza profunda.

Se requieren de varios días para estabilizar los síntomas antes de acudir de nuevo al odontólogo, en todo caso se fija una cita para continuar con el tratamiento.

En caso este complicado

Si la pericoronaritis se encuentra en una etapa avanzada, el especialista puede drenar esta zona y tratar la infección en inflamación con una prescripción médica de antibióticos y analgésicos antes de proceder quirúrgicamente.

  • Una vez mejorado con el uso de medicamentos, lo siguiente será revisar si se trata de un tejido que recubrió parte de la muela. En este caso se retira a través de un procedimiento muy sencillo que requiere de anestesia local.
  • Cuando se trata de una muela de juicio, lo más recomendable será proceder con su extracción. Para ello, el especialista debe realizar radiografías panorámicas para ver el estado de las raíces y así proceder con una cirugía de extracción.

Cabe destacar, que a diferencia de retirar el tejido, una cirugía de muelas de juicio requiere que el paciente guarde reposo por un tiempo, evitando exponerse al sol.  Una de las ventajas al realizar esta cirugía es que se previene una nueva infección.

Es mucho más sencillo para los pacientes, atender a las muelas de juicio cuando a penas están erupcionando, o incluso antes de que broten. Al realizar la cirugía se evita el desarrollo de una pericoronaritis.

cirugia tercera molar

🚫 Lo que no debes hacer

Alimentación

Evita consumir alimentos calientes o demasiado fríos, estos pueden empeorar los síntomas y agravar la zona afectada. También es importante que evites ciertos alimentos, como las comidas picantes o difíciles de masticar ya que puedan empeorar el dolor.

Evita masticar los alimentos hacia la zona donde la encía se encuentra inflamada. Asimismo, evita comer alimentos dulces, ya que el azúcar que se deposite en el tejido puede desencadenar más dolor.

Medicación

Nunca te prescribas un antibiótico sin antes consultar con el odontólogo. Es verdad que algunos analgésicos de venta libre te pueden ayudar a aliviar el dolor y malestar antes de acudir al odontólogo, pero fuera de eso lo mejor es evitar la automedicación.

No intentes presionar la zona con tus dedos en el caso de que tengas pus. Es mejor que utilices una gasa limpia para este proceso.

Higiene

A modo de recomendación, ante cualquier señal de inflamación en tus encías, si no puedes acudir de inmediato al médico lo mejor será que intentes mantener higiénica la zona afectada.

Si se encuentra en un punto en donde no alcanzas con el cepillo dental, opta por limpiar con una gasa y agua limpia a temperatura ambiente. También es útil el uso de cepillos de cerdas suaves (vitis cirugía)

💡 Recomendaciones

Visitar con regularidad al dentista también te ayudará a prevenir problemas dentales como la pericoronaritis. ¡Un simple chequeo dental puede literalmente prevenir un gran dolor de cabeza!

El examen anual consiste en la evaluación de cada pieza dental y tejidos circundantes; de igual manera, lo ideal sería evaluar en una radiografía panorámica la posición de las muelas del juicio y predecir si podrían causar alguna complicación como la pericoronaritis.

Recuerda que la salud de tus dientes y encías merecen de la atención de un profesional que te garantice una solución ante este y cualquiera de las enfermedades dentales. Lleva a cabo unos hábitos de limpieza óptimos que aseguren tu salud bucal.

Gracias por compartir 😉

Sobre el autor:

Dra Mercedes Daza

Dra Mercedes Daza

Es Cirujano Dentista de profesión, ha realizado diferentes cursos de actualización y cuenta con un post grado en estética dental.

¿Te gustó este artículo?, estos podrían interesarte:

Deja un comentario

×