Blog

Cuidados bucales para pacientes con Síndrome de Down

Los niños con síndrome de Down poseen ciertas singularidades en la cavidad bucal, lo que de alguna manera hace que sean más susceptibles a presentar problemas dentales, por lo que es importante que los padres estén informados sobre los principales cuidados preventivos que se debe de tener y sobre las atenciones que debe recibir cuando ya se presente algún problema bucal.

Una de las principales dificultades con las que nos encontramos y que puede complicar la atención oportuna a estos niños es su poca capacidad comunicativa, deficiencia para recibir órdenes y poca capacidad para realizar actividades de autocuidado.

 Características del paciente con Síndrome de Down

  • Los pacientes con este síndrome no solo pueden presentan discapacidad mental y psicomotor en diferentes grados, además de ellos existe escaso desarrollo óseo acompañado de hipotonía muscular.
  • A nivel Bucal, presentan la cavidad bucal pequeña, paladar estrecho, lengua grande; por lo que la lengua está casi siempre afuera, provocando que la saliva caiga y las comisuras estén húmedas lo que puede generar “boqueras”.
  • Por esta misma razón los pacientes con síndrome de Down respiran por la boca, provocando sequedad bucal lo que aumenta el Riesgo a generar problemas de gingivitis y caries.
  • Por tener una deficiencia en el o ausencia de dientes.

Cuidados bucales para niños con Síndrome de Down

Los padres tienen una importante participación en el cuidado de la salud de sus hijos y en caso de los niños con Síndrome de Down el compromiso es mayor aun, y entre los cuidados que se debe tener en cuenta tenemos:

  • La higiene bucal es fundamental, y está a cargo de los padres, el cepillado de los dientes inicia al aparecer el primer diente en boca, pero no olvidar que también se debe limpiar el paladar y la lengua.
  • En caso de haber resequedad de los labios se aplica vaselina para mantenerlos hidratados y evitar lesiones.
  • En el caso de existir “Boqueras” se recomienda utilizar algún tipo de anti fúngico para evitar la proliferación de hongos en la lesión, pero se recomienda antes acudir a consulta con el odontopediatra.
  • Es importante acudir cada tres meses al odontopediatra para la evaluación de las encías, para poder evitar enfermedades como la gingivitis o periodontitis.

Es muy importante la comunicación constante entre los padres, el odontopediatra y su médico tratante, para poder programar los tratamientos que se puede realizar y el momento adecuado. De igual manera los padres necesitan apoyar de manera constante con los cuidados preventivos especialmente con la higiene bucal adecuada de sus niños ya que ellos no podrán desarrollar de manera completa medidas de autocuidado.

0

Añadir un comentario