logo solucion dental

CONTACTO

Caries radicular: Prevención y Tratamiento

La caries radicular es una condición dental que afecta a la raíz del diente, socavándolo y destruyéndolo (recordemos que a nivel de la raíz dental ya no hay esmalte). Es especialmente común en los adultos, sobre todo cuando presentan las encías retraídas y exposición radicular.

Esta forma de caries es menos conocida que la caries de la corona dental,(parte visible del diente), pero no por ello es menos peligrosa. Comprender sus causas, síntomas, y tratamientos es crucial para mantener nuestra dentadura a lo largo de la vida.

Causas y factores de riesgo

La caries radicular es causada principalmente por la acumulación de placa bacteriana en las raíces expuestas. Factores que aumentan el riesgo de desarrollar esta condición incluyen:

  1. Enfermedad periodontal: La gingivitis y la periodontitis pueden causar la retracción o encogimiento de las encías, exponiendo las raíces de los dientes a las bacterias y los ácidos.
  2. Edad avanzada: A medida que envejecemos, es más probable que las encías se retraigan, lo que incrementa el riesgo de caries radicular.
  3. Xerostomía: La boca seca, o xerostomía, reduce la cantidad de saliva, que es crucial para neutralizar los ácidos y remineralizar los dientes.
  4. Hábitos de higiene oral deficientes: No cepillarse los dientes adecuadamente puede llevar a la acumulación de placa bacteriana. De igual manera, es importante complementar la higiene con el enjuague oral e hilo dental.
  5. Dietas altas en azúcares y ácidos: El consumo frecuente de alimentos y bebidas azucaradas o ácidas puede acelerar la desmineralización del diente. Lo puede emporar el mal hábito de NO lavarse los dientes.

Síntomas de la caries radicular

Los síntomas de la caries radicular pueden variar dependiendo de la gravedad de la afección. Algunos de los síntomas comunes incluyen:

  1. Sensibilidad dental: Dolor o incomodidad al consumir alimentos o bebidas calientes, frías o dulces. Aún así no haya caries, esto sería ya un indicativo de la exposición radicular.
  2. Dolor de dientes: Dolor constante o intermitente en el área afectada. Sobre todo cuando la exposición radicular aumenta.
  3. Encías inflamadas: Encías rojas, hinchadas o que sangran con facilidad. Puede indicarnos otros problemas asociados como la gingivitis o la periodontitis.
  4. Mal aliento: El mal aliento persistente puede ser un signo de infección bacteriana. La placa bacteriana y el sarro, sumado a la desintegración bacteriana son causantes del mal aliento oral.

Tratamiento actual

El tratamiento de la caries radicular depende de la severidad de la condición. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

  1. Fluoruro tópico: La aplicación de fluoruro puede ayudar a remineralizar las áreas afectadas cuando hay exposiciòn radicular y prevenir la incidencia de caries.
  2. Empastes dentales: Si la caries ha causado un daño significativo, ES NECESARIO ELIMINAR EL TEJIDO CAREADO y rellenar la cavidad con un empaste a base de ionómero vitreo.
  3. Tratamiento de conducto: En casos graves, donde la caries ha llegado al nervio del diente, puede ser necesario una endodoncia para eliminar la infección y tratar de conservar el diente.
  4. Extracción dental: Si el diente está demasiado dañado, puede ser necesario extraerlo. En estas situaciones no solo la caries hace daño, sino el sarro también debilita el hueso de soporte dental.

Prevención de la caries de la raíz dental

La prevención de la caries radicular implica mantener una buena higiene oral y realizar visitas regulares al dentista. Algunas medidas preventivas incluyen:

  1. Cepillado diario: Cepillarse los dientes al menos dos veces al día con pasta dental con fluoruro. Sobre todo NO olvides cepillarte por unos 3 minutos antes de ir a dormir.
  2. Uso de hilo dental y enjuague: Usar hilo dental diariamente para eliminar la placa entre los dientes y complementarlo con un enjuague antobacteriano..
  3. Dieta saludable: Limitar el consumo de azúcares, lácteos y ácidos y mantener una dieta equilibrada.
  4. Visita a tu dentista: Lo más importante en la PREVENCIÓN de la caries radicular es visitar a tu odontólogo como mínimo cada 1 vez al año. Lo ideal es hacerlo cada 6 meses. En estas citas la evalución debe incluir radiografías como la panorámica.

En conclusión, la caries radicular es una condición seria que requiere atención y cuidado. Ten presente que en su fase avanzada es casi imposible de tratar y el destino de tu descuido, puede ser la pérdida de dientes.

Mantener una buena higiene oral y acudir regularmente al dentista son pasos fundamentales para prevenir y tratar esta afección.

 

Sobre el autor:

Picture of Dra Nancy Tintaya
Dra Nancy Tintaya
Es Cirujano Dentista de profesión COP 26355, ha realizado diferentes post grados en cirugía oral y ortodoncia.

Dudas o comentarios aquí 👇