¿Porqué fracasa una endodoncia?

Si bien la endodoncia o tratamiento de conductos es uno de los procedimientos más realizados desde hace muchos años en el mundo de la odontología, este aún puede prestarse a ciertos fracasos en su efectividad y evolución, ya sea por errores cometidos por el profesional dental o por problemas estructurales del mismo paciente.

La finalidad de la endodoncia es la de prevenir la aparición de patologías dentales como la periodontitis apical crónica y tratar casos en donde haya necrosis del tejido pulpar. Sin embargo, para obtener el mejor resultado posible, se deberán seguir ciertas pautas que aumentarán la probabilidad de éxito del procedimiento.

Motivos de fracaso de la Endodoncia

Lamentablemente, como en muchas áreas clínicas, al realizar tratamientos de conductos, muchos profesionales dentales obvian estos pasos, aumentando la probabilidad de cometer errores y producir fracasos en la endodoncia. Los principales errores cometidos son los siguientes:

1. Errores a la hora de realizar la historia clínica

La historia clínica de un pacientes es considerado un documento médico-legal de gran valor, sin embargo muchos odontólogos no le prestan mucha atención. Este documento debe contener importantes datos acerca de la salud general del individuo, antecedentes personales y familiares, información acerca de los tratamientos farmacológicos que está tomando en ese período de la vida, entre otros.

El odontólogo deberá saber si el paciente sufre especialmente de problemas cardíacos, gástricos, diabetes, asma, embarazo, etc. ya que estas condiciones médicas pueden ser motivo de contraindicaciones para ciertos fármacos utilizados en el proceso.

Endodoncista en Solución Dental

2. Malas técnicas de anestesia

Una buena anestesia profunda es clave en la realización de un tratamiento de conductos adecuado. El no realizarla de la manera correcta hará que el paciente sienta mucho dolor durante el procedimiento. El profesional dental deberá optar por bloqueos regionales.

3. Prescripción innecesaria de antibióticos

En ciertos casos donde la pulpa dental está inflamada (pulpitis), no es necesario el uso de antibioticoterapia ya que esta inflamación no es producida por una infección. Algunos odontólogos hacen caso omiso a este hecho, bombardeando innecesariamente a los pacientes con antibióticos y aumentando la probabilidad de que aparezcan patógenos resistentes a estos medicamentos.

4. No tomar radiografías durante el procedimiento

Usualmente, se recomienda la toma de cierto número de radiografías en relación a la endodoncia: preoperatoria, de longitud de trabajo, de conometría, de condensación (penacho) y final. No tomar alguna o varias de estas podría comprometer el resultado del procedimiento.

Sobre obturación y perforación de las raíces dentales

5. Mal diseño en el acceso endodóntico

Se dice que el acceso debe ser tan pequeño como sea posible, pero tan grande como sea necesario. Un mal acceso podría ocasionar la no remoción de cierto tejido pulpar, afectando el resultado final. También hay que encontrar el eje longitudinal adecuado para la realización de una buena endodoncia.

⚠ Complicaciones de una “mala” endodoncia

Una vez explicadas las principales razones por la cual una endodoncia puede llevar al fracaso, toca señalar cuáles pueden ser los efectos negativos que estas pueden ocasionar. Aquí encontrarás las principales complicaciones que pueden ocurrir en un tratamiento de conductos:

1️⃣ Infección crónica

En caso que haya una lesión ósea por una infección previa, al momento de realizar la endodoncia, el daño no es reparado automáticamente, pasando a ser vigilada en los meses posteriores para valorar su evolución.

2️⃣ Dolor continúo

El odontólogo deberá explorar de nuevo el área intervenida en busca de alguna falla al momento de realizar el procedimiento como haber dejado conductos radiculares sin sellar.

3️⃣ Fracaso en el sellado

A veces el sellado de los conductos no se realiza completamente, dejando ciertas zonas sin material biocompatible por donde las bacterias pueden entrar, afectando al paciente.

4️⃣ Fractura de la corona y raíz dental

Al vaciar y sellar los conductos radiculares, las piezas dentales suelen quedar más debilitadas. Los dientes se vuelven más rígidos, siendo más propensos a padecer fracturas. Por esta razón, muchos profesionales dentales colocan una corona de porcelana para proteger el trabajo realizado.

Fractura de crorona dental por mala endodoncia

5️⃣ Perforación radicular

Esto puede ocurrir debido a mala praxis o cuando la búsqueda de los conductos radiculares se vuelve complicada. En la mayor parte de los casos, se puede reparar con un material especial que vuelve a sellar la grieta provocada, siendo la evolución favorable. Estos casos deben ser evaluados durante meses posteriores al procedimiento.

6️⃣ Inyección accidental del antiséptico en tejidos adyacentes a las raíces

En ciertos casos donde todavía se utiliza una solución a base de cloruro de sodio (NaCl), los tejidos pueden verse afectados debido a su toxicidad. Se solventa con el lavado abundante de los tejidos bucales.

7️⃣ Fractura de material dentro del conducto

Por razones de mala praxis o conductos radiculares muy curvos, alguna pieza instrumental puede fracturarse durante el procedimiento. Lo ideal debería ser extraer el resto y luego continuar con el tratamiento, sin embargo, no todos los casos donde no se extrae el resto se complican en su evolución.

Fuentes utilizadas:

Revista de ciencias Médicas

Sobre el autor:

Dr Marco Ascoy

Dr Marco Ascoy

Odontólogo de profesión con especialidad en Endodoncia RNE 1853. Ha realizado un diplomado en Microcirugía Endodóntica y pasantía en la Universidad de Miami - USA.

¿Te gustó este post?, estos podrían interesarte

Deja un comentario

×