Amalgamas dentales

amalgama dental

Las amalgamas dentales han sido utilizados con gran éxito hasta la década pasada, y esto debido a su bajo costo, facilidad para preparla y gran durabilidad.  Si bien existen muchos mitos acerca de su toxicidad por la presencia de mercurio, esta demostrado que la amalgama en sí, no es dañina para el organismo.

Componentes de la amalgama:

La amalgama dental es una mezcla de 50% de mercurio elemental con una aleación metálica que contiene principalmente plata y estaño, el mercurio
líquido se mezcla con el polvo de aleación en una proporción en peso de 1 a 1.

En el pasado, los dentistas mezclaban amalgama a mano, lo que podía exponerlos a los vapores de mercurio. Hoy en día, los fabricantes suelen suministrar los materiales para hacer la amalgama en una cápsula sellada con dos compartimentos. Un lado contiene mercurio líquido y el otro contiene una mezcla de aleación en forma de polvo o tableta.

¿Son realmente tóxicas?

Los empastes de amalgama dental se han utilizado para restaurar los dientes cariados para obtener más de 150 años. No hay evidencia científica que los empastes de amalgama causen daño a la salud de los pacientes dentales, incluidos los niños, embarazadas y mujeres en periodo de lactancia.

El mercurio al estar combinado con otros metales, lo hacen un material seguro y estable en boca.

¿Existen restricciones con respecto a su uso?

Nuevas regulaciones en el Reino Unido y la Unión Europea (UE) que restringen el uso de mercurio entró en ley en 2018. Las regulaciones forman parte de un Acuerdo para reducir la contaminación ambiental global causada por el mercurio. Esto incluye el mercurio liberado durante la producción, uso y eliminación de productos de mercurio, como la amalgama dental.

De acuerdo con las nuevas regulaciones, el uso de amalgama dental ya no es permitido para el tratamiento de niños menores de 15 años o de mujeres embarazadas o mujeres que amamantan, a menos que el dentista piense que es necesario. Estas restricciones en el uso de amalgamas dentales tienen como objetivo ayudar a reducir contaminación por mercurio y no son el resultado de ninguna preocupación de seguridad sobre la amalgama

¿Cuáles son las alternativas?

1. Prevención

  • La mejor manera de evitar la necesidad de rellenos de amalgama es prevenir la caries dental, cepillarse los dientes tres veces al día con una pasta dental con fluorada y seguir una alimentación saludable puede ayudar a prevenir tanto la caries como las enfermedades de las encías.
  • En los niños se pueden usar tratamientos tales como barniz de fluorado y selladores para prevenir o detener la caries en las primeras etapas. Estos procedimientos son rápidos y no causan molestia alguna.
  • Las visitas regulares al dentista, puede ayudar a detectar a tiempo lesiones insipientes de caries y realizar las obturaciones dentales de manera poco invasiva.

2. Resinas

  • Las resinas dentales o “composite”, son la mejor alternativa para reemplazar las restauraciones con amalgama; no obstante, su precio es mayor, pero su apariencia estética y natural compensa este leve sobreprecio.
  • Cuando se piensa retirar las amalgamas amplias, muchas veces ya no es posible utilizar las resinas y en su lugar la mejor opción son las incrustaciones dentales.

Conclusiones

Con respecto al debate sobre la posibilidad de relaciones causales entre el uso de mercurio que contiene amalgama y una amplia variedad de efectos adversos para la salud sistémica y teniendo en cuenta muchos estudios e investigaciones sobre este vínculo causal putativo, no hay evidencia inequívoca que respalde esta posibilidad Estos estudios han incluido evaluaciones en niños y en mujeres embarazadas y lactantes.

En general, se concluye que no existen mayores riesgos de efectos sistémicos adversos y no consideramos que el uso actual de amalgama dental plantea un riesgo de enfermedad; por lo tanto se reconoce que ocasionalmente se observen algunos efectos adversos locales con los empastes de amalgama dental, pero la incidencia es baja y, normalmente, se maneja fácilmente.

FAQS

¿Es seguro en embarazadas?

Es generalmente aceptado que las mujeres embarazadas deben evitar tratamientos médicos o dentales innecesarios para minimizar los posibles riesgos para el bebé en desarrollo. Si necesitas un relleno cuando está embarazada o amamantando, hay materiales distintos a la dental amalgama que su dentista puede utilizar.

¿El cuerpo humano puede absorber el mercurio de las amalgamas dentales?

El vapor de mercurio se libera de las restauraciones de amalgama de plata durante la masticación, el cepillado de los dientes y las actividades para funcionales, incluido el bruxismo.
No hay evidencia científica de que alguno de los elementos que se utilizan actualmente en las restauraciones de amalgama dental constituya un riesgo de efectos adversos para la salud en individuos, aparte de reacciones alérgicas a los elementos individuales.

×