Cirugía Periodontal con Colgajo

La cirugía periodontal con colgajo o “curetaje dental abierto” es uno de los últimos recursos del periodoncista cuando la enfermedad periodontal progresa más allá de lo que se puede controlar con otros procedimientos más simples, como el raspado y alisado radicular, es hora de utilizar la caballería. La cirugía periodontal está diseñada para recuperar la salud en los procesos periodontales más graves, a partir del uso de injertos óseos y las membranas barreras.

Este es el método más utilizado en la actualidad para tratar los espacios socavados, o sacos, periodontales. Estas son áreas bajo las encías donde ya no existe tejido gingival, debido al daño causado por la enfermedad, sino que sólo hay un espacio perfecto para la proliferación de las bacterias y la progresión de la enfermedad.

No sólo es infección e inflamación, sino también destrucción de toda la región ósea encargada de darle soporte a los dientes. Inclusive, en algunos casos mucho más graves las bacterias pueden diseminarse a través de la sangre y dar origen a procesos complicados de infección generalizada.

¿En qué consiste la Cirugía Periodontal con Colgajo?

Cuando se ha agotado todos los tratamientos simples o “limpiezas profundas” como se hace con el raspado y alisado radicular, se tiene que hacer una cirugía y exponer las raíces dentales para una limpieza profunda.

Cirugía periodontal PASO a Paso:

1. Asepsia y anestesia

Al ser un procedimiento de cirugía se debe tener el mayor cuidado posible con la cadena de esterilización y asepsia de todo el entorno. La aplicación inmediata de la anestesia, la cual es casi siempre local -similar a la que utilizamos para sacar un diente-.

cirugia-dental-en-equipo
Asepsia correcta de todo el ambiente quirúrgico ✅

2. Colgajo de encías

El procedimiento inicia con una pequeña incisión que busca acercarnos al famoso “saco” o área problema, luego se realiza el colgajo que no es otra cosa que desprender la encía y descubrir el hueso. La idea es limpiar las raíces de los dientes de todo el tejido gingival que esté inflamado para que las raíces queden libres y podamos empezar a desinfectar todo realmente.

3. Injerto y membrana

Una vez culminada la cirugía periodontal con colgajo, se puede utilizar ciertos medicamentos directamente en la zona, como antibióticos o antinflamatorios, para aumentar la tasa de éxito del procedimiento.

Una vez allí, deben repararse todas las lesiones óseas con injertos e inclusive estimular el crecimiento óseo con la regeneración tisular guiada. Una vez que se ha instalado el injerto y se ha colocado la membrana barrera, puede cerrarse la incisión y terminar el procedimiento.

colocación de membrana luego del curetaje abierto
Colocación de injerto oseo y membrana de regeneración
sutura en cirugía periodontal
Sutura luego de la cirugía y curetaje periodontal

Postquirúrgico – La clave del éxito

Después de la intervención es que viene el periodo más delicado, donde debemos tener un cuidado exclusivo por nuestra salud bucal y la estabilidad del procedimiento que se ha realizado. Debes seguir cada una de las instrucciones que te de tu especialista. Aun así, te dejamos algunas de las pautas básicas que debes tener en cuenta después de la cirugía.

Después de la cirugía periodontal

  • Tome todos los medicamentos prescritos por su especialista, tanto los antibióticos como los analgésicos y antiinflamatorios. Estos son cruciales para el periodo inmediato postquirúrgico.
  • Debe tener reposo la primera semana después de la cirugía. Cualquier movimiento fuerte o golpe que usted reciba en esa zona, o zonas cercanas, puede acabar con los resultados del procedimiento.
  • Come alimentos blandos, no puedes ingerir nada pegajoso, chicloso, duro, etc. Poco a poco, a medida que vaya mejorando el estado de la zona intervenida, puedes ir agregando otros tipos de alimentos.
  • Mantén tu cepillado y enjuague bucal, sin embargo, evita la zona las primeras 24 horas. Posteriormente, al menos durante la primera semana, cepíllate suavemente y con mucho cuidado.
  • Recuerda que el hielo es uno de los antiinflamatorios naturales más eficaces que existe. Colócatelo en la zona intervenida durante al menos 10 minutos, tres veces al día, especialmente las primeras horas postintervención.
  • Mantén tu cabeza elevada. De este modo, evitamos que el posible sangrado alcance otras cavidades que no deberían ser tocadas.
  • Manténgase alejado de los hábitos insanos. Evite fumar o beber alcohol, al menos durante los primeros siete días.

Eficacia y Seguridad ¿Realmente sirve?

Cuidados de tu parte

En cuanto a la eficacia, aunque no lo parezca, depende más de los cuidados postoperatorios que de la misma intervención, dado que es bastante rápida y segura. Lo único que debemos tener en cuenta es que estamos actuando sobre dientes que están en mal estado, así como el tejido gingival, así que en algunos casos -muy pocos- puede que una vez iniciada, ya no sea viable la intervención.

cepillo suave vitis-cirugia
Es necesario tener una higiene exhaustiva con un cepillo de cerdas suaves

Las complicaciones son mínimas:

Sobre los riesgos, las complicaciones tienen un porcentaje de frecuencia bastante bajo, pero hace falta mencionarlas. Dentro de estas tenemos: probablemente las raíces sean más sensibles ahora, la forma en la que estaban adheridas sus encías puede ser diferente y puede que se infecte el tejido circundante.

Aun así, gracias al gran número de medidas pre y postoperatoria que se toman, estos riesgos son muy escasos y con poca frecuencia se presentan.

Conclusiones

El procedimiento de colgajo está específicamente diseñado para evitar la extracción de sus dientes. Más bien, lo que se busca es aumentar su vida útil y sanar todo el tejido que esté afectado. Esta enfermedad puede recurrir si usted no mantiene las medidas de higiene básicas sobre sus dientes, a pesar de que hayan pasado meses desde la infección.

Recuerde, visitar a su dentista con regularidad es un punto clave para tener éxito en esta intervención, así como para mantener una boca saludable.

×