¿Qué es la Placa Bacteriana?

Al nacer, como parte del mismo contacto con el exterior, nuestra boca empieza llenarse de una gran cantidad de microorganismos que nos acompañaran, en menor o mayor cantidad, durante el resto de nuestra vida.

Naturalmente los dientes están cubiertos por una fina capa estéril transparente llamada “película adquirida”, cuya función en sí es evitar la descalcificación; en consecuencia, protege el diente externamente de caries y desgaste.

Película adquirida transparente
Encías sanas sin placa dental

¿Cómo se forma la placa dental?

El problema radica en que esta lámina protectora (película adquirida) también es un ambiente propicio para que se acumulen microorganismos (bacterias) alrededor de los dientes y es ahí donde se forma la placa dental.

La placa bacteriana se caracteriza por ser una especie de sustancia de aspecto blanquecino y de consistencia “cremosa y pegajosa” que se junta alrededor de los dientes.

Indicador de salud oral

Aunque su presencia puede estar asociada en gran manera con nuestro estado de salud bucal, lo más importante a tener en cuenta es que cualquier persona puede presentarla; sin embargo, siempre debe eliminarse, ya que es la precursora del temible sarro.

placa dental o biofilm

Tener placa supone un gran riesgo, no sólo para nuestros dientes, sino también para nuestras encías.

La placa se adhiere fuertemente a los dientes, por lo que un simple enjuague no se podrá eliminar, sino que es necesario hacerlo mecánicamente mediante un cepillado correcto y reforzarlo con una limpieza dental profunda profesional cada cierto tiempo.

Consecuencias de la PLACA DENTAL 🐍

✅ Las enfermedades periodontales pueden –fácilmente- provenir de la acumulación de placa dental. Las bacterias son capaces de utilizar las proteínas y carbohidratos que se encuentran en los alimentos para crear ácidos que irriten las encías, que disuelvan el esmalte, dando paso a la cavitación de los dientes conocida como caries dental.

caries por placa dental

✅ Además, la lesión más importante relacionada con las encías es la liberación de toxinas por parte de esas bacterias, inflamando y dañando los tejidos circundantes, así como aumentando el flujo sanguíneo, lo que provoca el sangrado.

inflamacion y sangrado de encías

✅ Si no elimina toda la placa bacteriana, con los diferentes mecanismos disponibles en la actualidad, la placa puede evolucionar hasta convertirse en sarro, una acumulación nociva que se endurece rápidamente, evitando que podamos limpiar nuestros dientes sanamente.

sarro en dientes

Tipos de Placa Bacteriana

Según la localización de la placa bacteriana o biofilm dental puede subdividirse en dos tipos principalmente:

1) Placa Supragingival

Lo más importante es que esta placa se ubica en la superficie de los dientes. Además, está organizada de una manera diferente y permite que el surco gingival –el espacio entre la encía y el diente- esté completamente sano, por lo que no hay una lesión directa sobre las encías.

Gracias a esto último mencionado, aparte de que utilizan los carbohidratos para producir ácido láctico, es que es más frecuente que este tipo de placa lesione los dientes y cause las caries.

2) Placa Subgingival

Esta placa si se ubica en el surco entre el diente y la encía, también llamado surco gingival. Debido a esa estricta ubicación, la lesión de las encías es muy factible, por lo que al poco tiempo podemos observar inflamación y hemorragia, es decir, la enfermedad periodontal propiamente establecida.

Otro dato importante es que se puede producir mal aliento, debido a la destrucción de las proteínas y sus aminoácidos, la subdivisión más pequeña de las proteínas.

Placa supragingival

¿Cómo prevenir la placa dental?

Hay tres puntos importantes cuando se trata de cuidar tus dientes:

1.  Lo primero es utilizar el hilo dental y el cepillo interdental, dado que la placa se acumula en zonas que pueden ser de difícil acceso, pero es importante aprender a quitarla de allí para prevenir que avance y se convierte en un mal mayor.

2. Otra medida es el cepillo manual o eléctrico que tenga cerdas suaves, redondeadas con un cabezal pequeño, para que pueda alcanzar los sitios más incómodos pero que al mismo tiempo sea resistente para eliminar los residuos.

3. El enjuague bucal es el último recurso, pero que también es necesario bajo cualquier caso. Lo ideal es que se utilice al menos dos veces al día, al levantarse y luego de dormir.

Video de un cepillado correcto

No olvides ir al dentista para una profilaxis dental cada 6 meses

Fuentes utilizadas

Sobre el autor:

Dr Jorge Luis Icaza

Dr Jorge Luis Icaza

Es odontólogo de profesión con especialidad en Implantología Oral y Periodoncia (Brasil) RNE 1134. También cuenta con diversos cursos en cirugía de Implantes dentales en el extranjero.

¿Te gustó este post?, estos podrían interesarte

Deja un comentario

×