Sarro Dental, ¡4 formas para eliminarlo!

El sarro dental es la siguiente etapa de la placa bacteriana, una evolución directa de la película que se forma sobre los dientes, la cual poco a poco va ganando bacterias que se multiplican y crean una matriz que se endurece. Lamentablemente, esta placa no hace más que calcificarse y crecer a medida que pasa el tiempo, convirtiéndose en un depósito duro y grueso de bacterias y elementos nocivos para nuestra boca.

¿Cómo se origina el sarro?

Es normal que, posterior al consumo de alimentos y bebidas, se acumule cierto grado de proteínas y carbohidratos sobre nuestros dientes (placa dental), los cuales serán usados por las bacterias para seguir creciendo hasta calcificarse (sarro dental). Es aquí donde yace la importancia de las buenas rutinas de higiene oral.

Placa bacteriana

Importancia de la higiene bucal

Para que exista esta acumulación nociva, es necesario que haya ausencia de higiene bucal o, cuando menos, una limpieza inapropiada de nuestros dientes. Una buena rutina puede contrarrestar los efectos de esta acumulación, pero debe incluir mucho más que sólo el cepillado convencional.

Debido a la forma que toma el sarro, la cual es rugosa y no lisa como los dientes, es más fácil la acumulación de bacterias y más restos de alimentos, por lo que apenas aparece el famoso “cálculo o tártaro” dental, la enfermedad evoluciona rápidamente comprometiendo muchas estructuras adyacentes.

Tipos de Sarro Dental

Según la ubicación, podemos distinguir dos tipos de tártaro: el supragingival y el subgingival.

▷ Tártaro Supragingival

Al igual de como ocurre con la placa bacteriana, el sarro puede acumularse en el límite entre las encías y la pieza dental. Es aquí donde quizás puede considerarse más peligroso, porque puede involucrar rápidamente las encías.

Es importante recordar que el sarro no es más que un cúmulo de bacterias que fácilmente pueden diseminarse.
Además, la forma en la que se acumula el sarro es diferente, y tiende a seguir el mismo límite, dando un aspecto de luna crescéntica. Esta variación del cálculo dental también puede dar paso a las hemorragias, de hecho, es una causa importante del sangrado de encías.

▷ Tártaro Subgingival

Este es el menos preocupante (en primera instancia) dado que no afecta directamente la encía, sino que se acumula en forma de “bolsas periodontales”. Lamentablemente, este tipo de sarro termina evolucionando rápidamente, por lo que es bastante peligroso para nuestra salud.

La principal complicación de este tipo de sarro es la formación de las caries, debido a esas bolsas periodontales llenas de bacterias. A pesar de que no alcanza la encía en inicio, es probable que termine extendiéndose e involucrándolas rápidamente.

Bolsa periodontal

4 formas para prevenir y eliminar el Sarro Dental

Lo más importante, como siempre, es que acudas a tu periodoncista para ver si hay algunas medidas específicas que apliquen a tu caso. Puede que tengas una alteración anatómica (como ocurre con las desviaciones dentales) que te hace más propenso a la acumulación de bacterias. Sin embargo, existen varias medidas generales que puedes aplicar para prevenir este daño dental:

1️⃣ Cepillado dental

El cepillo dental: este es tu primer y más importante aliado, pero siempre y cuando sepas utilizarlo bien. Debes cepillarte durante un mínimo de 3 minutos después de cada comida, aunque las últimas publicaciones parecen orientarnos hacia dos cepillados diarios.

Utiliza un cepillo de cerdas suaves con cabeza pequeña, que no dañe tu encía. Además, usa una buena técnica para poder alcanzar hasta los sitios más recónditos de tu boca; recuerda que de esto depende tu buena salud dental.

2️⃣ Hilo dental y cepillos interproximales

Es difícil que sólo con el cepillado, a pesar de ser el pilar principal, se consiga la limpieza que necesitamos. Por eso, es necesario que se incluya el hilo dental o los cepillos interproximales. Además, es necesario utilizar el enjuague bucal para eliminar esas bacterias y los restos de alimento que quedan atascados en sitios casi inalcanzables.

3️⃣ La lengua y tu aliento

Que no se te olvide: Hay raspadores linguales especiales para eliminar toda esa acumulación de bacteria en la lengua. De igual forma, asegúrate de barrer con todos estos perjudiciales microorganismos por medio del enjuague bucal.

4️⃣ Visita al Dentista

Lo más importante siempre será que consultes a tu especialista para que te realice limpiezas profundas y así eliminar definitivamente todas esas acumulaciones de bacterias que existen en tu boca. Si usted tiene algún tipo de enfermedad periodontal debe realizarse limpiezas exhaustivas con su especialista cada 4-6 meses, aunque se extiende a 8-10 meses en bocas sanas.

Sobre el autor:

Dr Jorge Luis Icaza

Dr Jorge Luis Icaza

Es odontólogo de profesión con especialidad en Implantología Oral y Periodoncia (Brasil) RNE 1134. También cuenta con diversos cursos en cirugía de Implantes dentales en el extranjero.

¿Te gustó este post?, estos podrían interesarte

Deja un comentario

×