Prótesis Removibles

La prótesis dental removible (PPR), también llamadas dentaduras postizas removibles, son estructuras metálicas con bases acrílicas y dientes artificiales fijados en ella.

¿Cómo funcionan las PPR?

El funcionamiento de estas prótesis se basa en el apoyo en mucosa, dientes y muelas por medio de ganchos; de esta forma se mantiene firme, estable y funcional.

Como su nombre lo indica, las dentaduras removibles pueden quitarse y ponerse tantas veces como se quiera. Es uno de los primeros sistemas de prótesis que se inventó, siendo actualmente uno muy usado y evolucionado, ofreciendo a los pacientes un aspecto dental discreto y a un costo razonable.

INDICACIONES:

  • Ausencia parcial de dientes en el sector anterior o posterior.
  • Solución temporal mientras por motivos económicos o de tratamiento dental integral mientras se espera una prótesis sobre implantes.
  • Estas prótesis también son recomendadas de manera temporal en aquellos pacientes que estén esperando una prótesis fija o puentes dentales.

Tipos de Prótesis Removibles:

Se clasifican en sí, según el numero y disposición de dientes a reemplazar; sin embargo, las clasificaremos por el material de confección para efectos didácticos:

Prótesis parcial removible

Estas dentaduras se apoyan en la mucosa oral y dientes para fijarse adecuadamente y cumplir sus funciones de masticación y estética fundamentalmente.

Clases

  • Prótesis en acrílico y ganchos metálicos “Wipla”.- Estas prótesis por su sencillez y fragilidad se usan como prótesis temporales en el sector anterior, para reemplazar uno o más dientes mientras se espera la cicatrización de un implante o como “prótesis de urgencia” cuando se pierde un diente.
  • PPR con base metálica y ganchos “colados” .- Su confección con una base metálica rígida y ganchos colados, las hacen robustas y muy duraderas, además el acrílico y los dientes postizos deben ser de gran calidad porque estas prótesis se usan de forma definitiva.

Prótesis flexibles

Son confeccionadas en Nylon de gran resistencia y son consideradas prótesis SEMI-PERMANENTES, ya que se pueden usar por algunos meses. Al ser confeccionados íntegramente en nylon sin accesorios de metal, son flexibles, por ende muy confortables y además estéticas.

Estéticamente, estas prótesis ofrecen características muy favorecedoras. Usualmente tienen un espesor de entre 0,5 y 2 milímetros, lo cual las hace sumamente confortables en comparación otras prótesis. También son altamente resistentes a golpes y caídas. Por otro lado, estas prótesis son susceptibles a adquirir manchas con el tiempo debido a su microporosidad. También, debido a las características de su fabricación, estas no pueden ser reparadas y pueden presentar un leve desplazamiento de los dientes artificiales, produciendo algún tipo de sonido al masticar.

Usos

  • En pacientes que por razones de comodidad no opten por prótesis fijas.
  • Cuando por motivos de salud o económicos se descarte la rehabilitación con implantes.
  • Por razones estéticas (ya que no llevan ganchos metálicos)

Prótesis Total

Se utilizan en pacientes EDENTULOS, es decir que no tengan ninguna pieza dental de apoyo en algún maxilar. Estas prótesis pueden sustituir la arcada maxilar, la mandibular o ambas, se fijan usualmente sobre la superficie de la mucosa en el reborde alveolar o reborde donde antes estaban los dientes naturales.

Estas prótesis removibles se fijan a las arcadas mediante un “fenómeno de succión o chupón”; por lo tanto, para el buen funcionamiento bucal, es necesario conseguir el equilibrio oclusal de ambas arcadas, tomando en consideración los movimientos mandibulares, la estabilidad de la prótesis, la masticación, etc.

Cuidados

Para mantener una buena higiene de la prótesis, el paciente deberá hacer diversas cosas:

  1. Luego de cada comida se deberá realizar la limpieza de la prótesis. Utilizar un cepillo de cerdas suaves y limpiar con alguna solución de jabón neutra
  2. Limpiar minuciosamente los dientes artificiales, enjuagar con agua tibia y colocar de vuelta. Para evitar rupturas de la misma en caso de caída, llenar el lavabo de agua.
  3. Sumergir la prótesis en enjuague bucal antiséptico una o dos veces por semana por una media hora, puede utilizar pastillas efervescentes.
  4. Realizar revisiones regulares acudiendo al odontólogo. Notificar en caso de evidenciar algún tipo de afloje de la prótesis.
  5. Mantener una correcta higiene bucodental en el resto de las estructuras de la boca para evitar aparición de enfermedades o complicaciones.

A pesar de que estas dentaduras deben someterse a múltiples revisiones y reajustes con el paso del tiempo, estas prótesis le regresan la confianza al paciente, dándole una apariencia natural y la capacidad de hablar y comer correctamente por muchos años.

×